Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

5 jun. 2016

Pioneros de la artesanía en vidrio están en El Progreso Yoro

Joel Enrique Flores es un joven lleno de entusiasmo y disposición para compartir sus conocimientos con las nuevas generaciones de jóvenes que, como él hace unos años, desconocen el potencial de su creatividad.

Flores pertenece a la primera promoción de técnicos en la Escuela del Vidrio ubicada en la comunidad de Camalote, El Progreso, Yoro, donde unos 70 adolescentes de aldeas aledañas aprenden al detalle sobre el vidrio y la elaboración de artesanías con este material. La escuela es pionera en la enseñanza de esta actividad en Honduras y busca posicionar este tipo de artesanías en el mercado.

Tras graduarse, los egresados que así lo decidan pueden continuar sus estudios en el Taller Lahat, que les permite servir como asistentes de los profesores, agarrar experiencia y al segundo año trabajar en la microempresa de la institución, donde atienden pedidos locales.

Este proyecto educativo de cooperación internacional es apoyado por la Fundación Centro Nacional del Vidrio, el Instituto Técnico Loyola (Fe y Alegría), la Fundación Verón y la Fundación Nacar.

Adicional a la enseñanza de artesanías, los muchachos son instruidos en emprendimiento, relaciones humanas, atención al cliente, diseño y dibujo, y una serie de cursos que promueve el desarrollo personal de jóvenes de escasos recursos económicos.

Como parte del compromiso que adquieren con la beca, los alumnos deben tener buenas calificaciones, y para los padres o tutores, es preciso ser parte del proceso educativo y profesional de los menores.

La Escuela del Vidrio celebrará este mes su primer aniversario en Camalote.

Vocación
Elisa Martínez, directora de la Escuela del Vidrio, asegura que uno de los grandes desafíos como docente de la institución es convencer a los jóvenes a creer en su potencial y cambiar su mentalidad, para que busquen continuar sus estudios universitarios o desarrollar su talento estableciendo sus propias empresas.

En el primer año, los estudiantes aprenden a fabricar cuencas de vidrio, que según ellos implica de alta concentración. Luego dominan las técnicas como arenado, fusión, fusing, tiffany y una variedad de métodos que les permite desafiar su creatividad. “Trabajo en el Taller Lahat con pedidos que hacen los clientes. Los vasos arenados son los que más solicitan”, indica Yoni León.

Oportunidad
Esta iniciativa surgió a finales del año pasado para promover la venta de artesanía en vidrio y productos solidarios en favor de la educación de los estudiantes.

Sin embargo, para los talentosos diseñadores es necesario encontrar más mercados para colocar sus productos, considerando que hasta la fecha son la única escuela en Honduras que trabaja en vidrio y les daría la oportunidad de convertirse en pioneros de la industria del vidrio.

Si el trabajo en vidrio no es del gusto de algunos de los estudiantes, pueden optar por estudiar los Técnicos en Gastronomía u Hotelería y Turismo, que va enfocado a las áreas turísticas, compañías hoteleras, gerencia, atención al cliente, protocolo y otros.

Según Martínez, para los fundadores, docentes y equipo técnico de la Escuela, la educación es una herramienta para abrir la mente y responder con eficiencia en el ámbito laboral y social.

Para información adicional o posibilidad de apoyar a la Asociación Amigos de la Escuela del Vidrio a través del correo electrónico amigosev@escueladelvidrio.org.

En un futuro las autoridades prevén ofrecer otras especialidades de estudios con el objetivo de facilitar la búsqueda de empleo y vocación de los jóvenes que asisten a la Escuela.



No hay comentarios :

Entradas populares