Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

25 abr. 2016

La historia de don Ismael Salgado, el popular Remolacha

Nació en el barrio Casamata de Tegucigalpa en el año de 1940 y vino a El Progreso, Yoro, por primera vez en 1950, con el propósito de visitar junto a su padre a los familiares que tenían en esta ciudad.

Aunque manifiesta que la ciudad le atraía mucho, nunca pensó en radicarse en ella, hasta que leyó en el periódico que aquí se inauguraría un gimnasio de baloncesto, su deporte pasión. Cabe destacar que don Ismael jugó profesionalmente en los quintetos de Olimpia y Motagua.

“En ese entonces el alcalde era el doctor Salvador Delgado y yo vine para ser partícipe de la inauguración de esa famosa galera de madera que se localizaba cerca del parque Ramón Rosa. Me invitaron a jugar ese primer partido y fue una noche sensacional, ya que los asistentes no habían visto antes a alguien disparar con tal fuerza y puntería desde el centro del campo”, relata.

Impresionado por sus habilidades, el doctor Delgado le invita a que se radique en la ciudad y se dedique a trabajar en la promoción y enseñanza del deporte.

Refiere que en esos años, gracias al alcalde y a otras personalidades como ser Oscar Tablas, la profesora Petronila C. de Villalobos, Elsa Martínez Y Santiago Mendoza, el baloncesto cobró auge y la ciudad empezó a brillar a nivel nacional.

Fue tanto el furor que brindaban los jugadores y jugadoras progreseñas, que las graderías se mantenían abarrotadas hasta en las prácticas, lo que permitió que los aficionados llegaran a conocer a fondo todas las reglas y técnicas del juego.

Agrega que el baloncesto también empezó a practicarse en todas las escuelas progreseñas, creándose un campeonato local que sirvió de semillero de atletas para la ciudad, que continuaron practicándolo en los colegios, universidades y a nivel profesional. 

Dentro de las escuelas destaca la hegemonía de la “Visitación Padilla”, la cual fue campeona nacional durante 11 años consecutivos. 

Asimismo, recuerda el gran nivel del equipo de la Tupsa, el cual tuvo un apogeo excepcional, logrando varios sub campeonatos nacionales. “Nunca logramos ser campeones de Honduras debido a que en el equipo con el que nos enfrentábamos en Tegucigalpa estaba conformado por la mitad de los seleccionados nacionales”, afirma.

Con ese gran nivel, señala que los progreseños despertaron el interés de los equipos de la capital y el siguiente año se llevaron siete progreseñas a la selección nacional, entre ellas: Frida Rivera, Juliette Solimán, Odalma Santos, Ana Jones, Belinda Castro y Martha Ocampo.

Por qué le dicen Remolacha
Aunque hay varias hipótesis sobre el origen de su sobrenombre, don Ismael afirma que se debe al color que se torna su piel cuando se expone al sol. 

Al consultársele si le molesta que le llamen así, responde que depende de la forma en que se lo digan. “Si me lo dicen cariñosamente me fascina, pero si lo hacen con el deseo de molestarme les contesto con la misma cortesía”, manifiesta.



No hay comentarios :

Entradas populares