Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

15 feb. 2015

Muere al enterarse que su recién nacido había desaparecido

Una joven madre que inicialmente había sufrido un desmayo, murió de un paro cardíaco al enterarse que su hijo de apenas 9 días de nacido había desaparecido, el miércoles anterior en un hospital de esta ciudad, convirtiéndose en una doble tragedia para una humilde familia que suplica les regresen al pequeño para calmar un poco el dolor que les dejó el fallecimiento de su progenitora.


Esta es la triste historia de los parientes, Lazo-Zelaya, quienes lloran la partida sin retorno de Merlin Lezeth Reyes Lazo (26) y la desaparición del pequeño, al que llamarán José Adolfo en honor a su padre.

Rosadelia Lazo Turcios, entre lágrimas, recordó ese trágico día (miércoles anterior) como si fuese hoy, pues aseguró que un pedazo de su corazón se fue con la hija que pasaba más tiempo con ella y aparte el hecho de no tener en brazos al último retoño de esta.

“Ella salió en el bus que me viene a traer a mí, con una camisita manga larga y un pantalón; casi no usaba pantalón porque era cristiana, pero como estaba haciendo frío se lo puso. Cuando íbamos en el transporte, le pregunté que cómo se sentía y me dijo, mamá yo voy bien, pero aún así le insistí que mejor esperara hasta el jueves, porque yo la acompañaría”.

Sin embargo, recordó que su hija insistió en irse sola, porque temía que a ella (mamá) la despidieran de su trabajo por pedir permiso solo para acompañarla al centro de salud.

“Me vine a dar cuenta que Merlin había fallecido y el problema de su bebé, precisamente cuando estaba diciéndole a una compañera que me sentía agradecida con Dios por haberme regalado a mis tres hijos y mis dos varones y que ella (la ahora occisa) había encontrado un buen esposo”.

CAPTADAS POR CÁMARA
Explicó que la última vez que la vieron con vida, fue en un video captado por una cámara de seguridad de un centro comercial.

Reyes Lazo, se puede apreciar en las imágenes de la cámara llegando a ese sitio, acompañada de una mujer que siempre dio la espalda, al momento que la joven madre ingresaba al local con una tarjeta bancaria y luego la desconocida la cubre con un paraguas y se va con ella en un taxi.

La apesarada madre, recordó que le comentaron que luego, su hija llegó al Registro Nacional de la Personas (RNP) con la intención de inscribir al niño, pero que no le dio tiempo, ya que fue en ese momento, cuando dijo que se sentía mal.

Ante esa situación, indicó que la mujer que la acompañaba junto a un menor de unos tres años de edad, la llevó en el taxi al hospital, donde a la pareja de la víctima (José Adolfo Zelaya Chacón), le expresaron que su compañera se desmayó y al recuperar el conocimiento, le preguntó a una enfermera por su hijo y cuando esta le dijo “cuál si aquí llegaste sola”, ella (fallecida) tras gritarle un nombre que no quisieron brindar en ese centro asistencial, expiró.

RECIBIERON LLAMADAS
Refirió que al hospital llegó la misma desconocida y otra acompañante quienes manifestaron que eran familiares de Reyes Lazo para llevarse a su bebé en otra unidad de transporte.

Confesó que ayer antes del entierro de su hija, con el teléfono celular de la fallecida, una de las mujeres se comunicó con el pastor de la iglesia a donde ella se congregaba, diciéndole que tenían al niño.

“Él le pidió que si lo tenía que lo entregara, porque tenía a una familia sufriendo; se cortó la llamada y con otro teléfono una hermana en Cristo le regresó la llamada y le dijo en el nombre de Jesús lo devolviera, porque había tocado a una familia cristiana. 

Creo que eso la conmovió, porque la mujer, luego llamó a mi otra hija y le aseguró que lo daría el domingo”.


NO TOMARÁN REPRESALIAS
Manifestó que ellas lo que más desean, es que les regresen al pequeño, ya que no tienen la intención de tomar represalias contra nadie.

“Si temen a que nosotros las vamos a denunciar, no lo haremos, pues lo único que nos interesa es que el niño esté bien y con nosotros”.

Por su parte, una de las hermanas entre llanto dijo “que se pongan la mano en su corazón y que nos lo den”.

Entre tanto, la soledad que embarga a Zelaya Chacón es tan grande que lo llevó a abandonar la vivienda de la comunidad Río Chiquito, donde vivía con su pareja y sus niñas de 3 y 2 y medio junto al de nueve días.

Este al igual que las otras parientes, les ruega a las que tienen a su bebé que se lo devuelvan.

“Quiero que me regresen a mi hijo, eso es lo único que les pido. No voy a tomar represalias en su contra, más bien les agradecería por tenérmelo sano y salvo, que es lo que llena mi corazón, porque a mi esposa no la puedo recuperar; ella se me fue”.

De acuerdo a médicos del hospital local, Reyes Lazo, falleció a causa de un paro cardíaco, pero aún así las autoridades de Medicina Forense en presencia de miembros de la Fiscalía de la Niñez le hicieron una autopsia que revelará qué fue lo que realmente le quitó la vida.


No hay comentarios :

Entradas populares