Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

15 ene. 2015

Guillermo Mahchi, artista progreseño que pinta sueños entre Picasso y Modigliani

La irreverencia artística de Guillermo Mahchi, pintor hondureño no tiene límites, ver en su casa cuadros pintados por sus manos, donde une a un Pablo Picasso y a Amedeo Modigliani, podría sonar normal, si no fuera por la rivalidad de los máximos exponentes de las bellas artes en el mundo hasta la fecha.

Guillermo Enrique Mahchi Carrasco, uno de los máximos exponentes de las artes en Honduras, nos recuerda desde la comodidad de su casa cómo es ser pintor en este país, además de contarnos algunos secretos de su historia de éxito.


Para el farmaceuta de profesión, todo comenzó en 1996, aunque el talento estaba, la sed de traer a Honduras nuevas técnicas de pintura, y de refrescar las galerías hondureñas con obras inspiradoras adelantándose al siglo XXI, se propuso investigar sobre las antologías de las artes, el resultado fue deprimente, el país no contaba con exposiciones relevantes en la época de auge de la pintura.

En esa época, Honduras estaba sumergida en una ola de retratos costumbristas, y Guillermo Mahchi, refrescó la escena y cambió la tendencia con una propuesta más contemporánea de la escuela de New York, con lienzos abstractos y fiel alumno de Pablo Picasso, en Honduras era nuevo, desconocido, e irreverente.

Su primera exposición ante la palestra hondureña fue una invitación al salón de pintura del Centro Cultural Sampedrano, ganando desde 1997 hasta 1999 el primer lugar el premio nacional de artes. Hasta ese momento su nombre empezaba a levantarse con lienzos abstractos en la escena artística nacional.

San Pedro le abrió las puertas de Tegucigalpa, donde fue apoyada por Bony de García, quien impulsó la carrera de Mahchi, comenzando como observador artístico en los bienales de Cuba, de Lima, Perú, así se sumergió en los movimientos latinoamericanos del arte.

“De Tegucigalpa despegué mi carrera internacional, donde pude ver las bellas artes fuera de Honduras, y además de participar en exposiciones mundiales donde sobresalimos para bien del país”,comentó el artista.

Sin duda, Guillermo Mahchi, ha dejado en alto a nuestro país en las artes, sus manos han pintado obras que han ganado el reconocimiento internacional, algunas de ellas están en las galerías de bancos o entes gubernamentales evocando la época de oro para Honduras en cuanto a la pintura contemporánea.

Sin embargo, en los últimos cinco años nuestro pintor nacional se ha retirado de las exposiciones, y sigue desde su casa en El Progreso, Yoro, pintando cuadros con técnicas modernas como el pintar con objetos.

Guillermo confesó que su pausa en las artes hondureñas de se debe al deterioro de la democracia en Honduras. “He perdido la fe, porque pinto con las manos, pero mi alma esta azotada por la situación que vive Honduras, democráticamente” enfatizó el entrevistado.

Este 2015 comienza con grandes proyectos para Guillermo, de 61 años, entre sus planes esta continuar su carrera académica, esta vez en Escritura Creativa, en Argentina. Además ha sido invitado para exponer sus pinturas en el museo de la Identidad Nacional en Tegucigalpa.

Picasso – Modigliani
Es extraño que artistas tengan una debilidad por Pablo Picasso y Amedeo Modigliani, esto por la pugna que siempre tuvieron estos grandes exponentes del arte en los años 1880, el primero fiel a su estilo surrealista y el segundo modernista.

Este hondureño ha sabido combinar la herencia de los dos grandes en sus obras.

“Yo soy un artista post-modernista, pero mi alma no tiene dimensiones, por ejemplo: mezclo a Picasso con Modigliani, eran contemporáneos pero se odian artísticamente, porque si Picasso no hubiera existido, Modigliani hubiera sido el padre de las artes” Expresó Mahchi.

La pintura urbana de jóvenes hondureños
En la plática con Guillermo hubo tiempo de hablar sobre la pintura urbana en las calles sampedranas, y nos mencionó que “la pintura urbana siempre ha existido, es interesante como artistas como Rei Blinky está haciendo grandes cosas en este tema, como contrasta los colores, rapidez y diseño”.

Según Mahchi, San Pedro Sula es una urbe manchada por cuestiones políticas, en donde el arte no impacta como debería. “Baruk y Roque están haciendo murales interesantes, y me recuerdan mucho las pinturas de Virgilio Guardiola, muralista crítico reconocido” agregó.

Galardones:
- Ganador de un bienal centroamericana
- Participante en colectivas de Honduras (últimos 10 años)
- Reconocimiento de Leticia Oyuela en libro de Arte de Honduras


No hay comentarios :

Entradas populares