Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

15 nov. 2014

Pilo Tejeda "Yo soy mas artista que político"

Uno de los artistas reconocidos, nacional e internacionalmente, es Juan Pompilio Tejeda Duarte, quien por su nombre de pila nadie adivinaría quién es, pero se trata del famoso “Pilo” Tejeda, fundador de Banda Blanca.

Tras varias décadas de éxito, “Pilo” Tejeda aún no se baja de los escenarios, ya sea al ritmo de sus pegajosas canciones o promoviendo a las nuevas generaciones artísticas que hacen malabares para salir adelante.

Desde que entró a la política, hace dos periodos, no todo es ¡¡¡¡weepaaa….!!!! dijo el entrevistado de Día 7, quien cumplió 30 años en la música.


¿Cuál es su verdadera profesión, Pilo?

Soy maestro de educación. Eso casi nadie lo sabe, pero trabajé 14 años en educación, en diferentes escuelas y en distintos lugares, pero siempre alternaba con la música, porque empecé en 1969 con grupos de rock and roll, con el Grupo H, cuando el movimiento de rock nacía en el país.
¿“Grupo H” fue primero que Banda Blanca?
Sí, fundamos Banda Blanca en el año 1986, ya definido con un estilo.
Como profesor, ¿qué le gustó más?
Trabajar con niños de primero y segundo grado, pero me retiré de la docencia en 1986 cuando empezamos a salir con Banda Blanca, dejó de interesarme ese campo, no era muy atractivo porque en ese tiempo no había beneficios como ahora para los profesores.
¿Era severo, como profesor o todo era ¡wepa!?
No, no, ni lo uno ni lo otro. Yo trataba de que los niños chiquitos se sintieran bien y me tocó trabajar en las escuelas nocturnas, con adultos entre 72 y 76 años que eran personas que trabajaban en los campos bananeros y que por la noche estudiaban.
¿Cómo nace Banda Blanca?
Del Grupo H queríamos salir al ámbito internacional y no hallábamos cómo ir al extranjero; la situación fue peor con el grupo cuando nos quitan los instrumentos. Entonces, con Tony Low decidimos empezar con un restaurante que se iba a llamar Las Garzas Blancas, pero dijo él no, porque quería que la banda se llamara Las Garzas Blancas, después decidimos mejor llamar al grupo Banda Blanca.
¿Dónde comenzó el movimiento musical de Banda Blanca?
En Tegucigalpa, en el Centro Social Universitario. De los primeros éxitos, “Muchachita”, “Aurora” pegó aquí en Tegucigalpa y la mayor parte de los integrantes de la banda eran de aquí de Tegucigalpa, con 13 miembros.
¿Qué pasó con la banda que desapareció?
Yo me retiré en el 2005 porque creía que aproveché mi momento, que fue un momento muy bueno le voy a decir. El que no lo aprovechó…Dichosamente se me abrieron oportunidades en otros lados y sentí que tenía que dejar la banda, aunque fuera de los fundadores.
¿Qué le quedó de sus años en Banda Blanca?
Amigos, conocer países y aprendí muchísimo viajando por Asia, Japón, Corea del Sur, Europa, Suramérica y el Caribe, pero allí fue donde valoré más a mi país.
¿Por qué regresó a Honduras?
Porque amo mi país, en el 2005 cuando decido retirarme de la música, en un viaje de esos, cumplí cincuenta años y digo, no, ya es tiempo de volver a mi casa, con mis hijos y mi esposa. Renuncié en un momento muy alto de mi carrera, ganando premios a nivel internacional, discos de oro, Premio Lo Nuestro, discos de plata, con nominaciones al Grammy. Y uno estaba en un nivel tan alto que no te das cuenta que los días se están pasando y que te vas haciendo mayor.
Tanta fantasía que rodea el mundo artístico¿cómo pudo conservar su hogar?
Claro, yo le doy gracias a Dios que me dio esa sabiduría y entendimiento de mantener a mi familia, algo tan importante en mi vida. Mi esposa, recuerdo que me hizo una llamada cuando cumplí cincuenta años. Te estás haciendo mayor, ¿qué estas esperando? Cuando vengás aquí será cuando estés todo cansado y enfermo. Eso me hizo reflexionar y tomar la decisión de volver.
¿Fue difícil poner punto final a su carrera musical?
En el 2005 cuando me retiré, yo me pregunto, ¿y ahora de qué voy a vivir? Porque toda mi vida la viví cantando con la Banda Blanca. Me quedo en la gira o me voy, me pregunté; entonces mi esposa me dice, no te preocupes todo tu dinero que mandaste está invertido. Todo lo que ganaba se lo mandaba, y ella, una mujer inteligente, lo invirtió y eso me facilitó mi decisión.
Una vez en Honduras, ¿qué pasó?
No me quejo, en el país me han salido muchas oportunidades en la ciudad de El Progreso, una ciudad que amo mucho. Después de vivir en España, Chile, Estados Unidos y miro, ve, digo, mi país es bonito. En ese momento me decían, estás loco, si Progreso solo tiene hoyos. No, si mi ciudad es bella. Tenemos el Cristo Negro, Valle Encantado, la Montaña de Mico Quemado con senderos y arqueología.
Con el puente La Democracia y gestora del movimiento obrero…
Sí, claro. En ese momento me dijeron, Pilo, abra la unidad de turismo en la municipalidad y en el 2006 fundé esa unidad y empezamos a identificar los potenciales turísticos de la ciudad. Vos estás loco, allí no hay playa, no hay arqueología, ni hay nada. El turismo no es solo eso, turismo es la propia historia de la ciudad. Allí se gestó la huelga del 54 de donde surge el Código Laboral, con un majestuoso río Ulúa que sirvió para mandar madera al exterior usando el río como afluente del mar. Una riqueza de su gente, trabajadora y noble.
¿Aún se conserva en El Progreso que los hijos de los ricos y los pobres van a los mismos colegios?
Sí, aún se conserva. Yo estudié en la parbuliche, que era el kínder Manuel René García, donde todos estudiábamos en las escuelas como la San José, la Pedro P. Amaya y el Minerva.
¿Cuántos galardones ha recibido?
Premio Lo Nuestro (Estados Unidos) La Gaviota de Plata (Viña del Mar), Vhule en Estados Unidos y Europa y otros más. Todos los reconocimientos han sido importantes para mí porque le podría mencionar que he recibido las llaves de Comayagua, Lamaní, Trujillo, La Villa de San Antonio y La Paz. Soy embajador de la paz, del programa Di sí a la Vida, padrino de graduación de la UTH y padrino de la graduación departamental de El Progreso en el 2014. Pero para mí lo más importante es el aprecio de la gente.
¿Con cuántos cantantes ha compartido micrófono?
Polache, Bullaka Familly, Ricardo Arjona, con él hicimos un comercial y he compartido escenario con Nono, de los Bohemios, Guillermo Anderson, Elmer Vides, en Tocoa, que grabó la Sopa de Caracol en versión norteña. Y con los artistas internacionales: Tigres del Norte, Óscar de León, José José, Vivi Gaitán, Maná, Enrique Iglesias cuando comenzó.
¿Es cierto que conoció a Arjona cuando no era famoso?
A Arjona lo conocí en 1978 cuando cantaba en los night clubs en Guatemala, donde nosotros estábamos grabando; luego compartí los escenarios con él en Estados Unidos y más recientemente, grabamos un anuncio de banco Ficohsa sobre Honduras.
Cómo embajador de la cultura¿qué ha hecho?
Ser embajador de la cultura es un alto honor que me concedió el gobierno de la República y me siento orgulloso. Es un reconocimiento a mi trayectoria nacional e internacional porque siempre he mencionado a mi país con orgullo. El 26 de septiembre en el consejo de ministros en El Progreso me nombraron embajador.
¿Qué opina de los artistas que no reciben apoyo?
A partir de ahora espero que sea mejor porque por eso nos reunimos con el Presidente de la República y ese nombramiento como embajador de la cultura es precisamente para ser un enlace con todos los artistas para recibir el apoyo que necesitamos.
¿Qué tal les fue en el concierto que hicieron en el “feriadito”?
Fue un gran concierto en La Ceiba y por eso nos reunimos con el Presidente de la República para pedirle apoyo para que este concierto, donde estuvimos Guillermo Anderson, Moisés Canelas, Shirley Paz lo podamos a replicar en los 18 departamentos y vamos a incluir a los talentos en cada ciudad donde lleguemos.
¿Cómo cuántas canciones ha compuesto?
He compuesto más de cien, pero las más famosas son Oye este Canto, Sopa de Caracol, Fiesta, Banana, Sopita de pescado, el Dengue, No tengo la Culpa. Compuse una canción para darla en la campaña contra el dengue porque es más fácil que la gente se le pegue la canción contra el dengue que un anuncio simple, y la pongo a la orden de las municipalidades y del mismo gobierno, de forma gratuita.
Con Sopa de Caracol, ¿cómo sigue vigente y cómo nace esta canción?
Surge de un momento de baile en Tela. En 1989 la sopa era un plato que se tomaba después de una noche de fiesta. Así nace la letra “wata negui consup/quiero tomar sopa/luli ruami wanaga/quiero seguirla disfrutando”. Todas mis canciones siempre han sido de alegría y positivismo, a mí la tragedia y la muerte no me inspira, me inspiro en la vida y el amor a mi país.
¿Le ha ido bien con las colaboraciones musicales?
He tenido algunas colaboraciones musicales con Polache, Bullaka Family, DJSY (de la Costa), grupo Santa Fé (con El Gusano) y la hemos pasado bien con otros más. Es difícil mencionarlos a cada uno.
¿Es cierto que una de las bailarinas de Banda Blanca pensaba en que los aviones se viajaba parado?
Una de ellas le dice a la hermana, ¿Fátima, aligérate que si no, nos vamos a ir paradas. Era la sencillez de la época y era nuestro primer viaje en los ochentas. Con Susanita, Fátima y Verónica siempre nos llevamos bien. Cuando llegamos al festival Viña del Mar al bajar nos estaban esperando todos los periodistas y cuando estábamos posando para las fotografías, de repente un periodista gritó: ¡¡¡ey, allí viene Lucero!!! Y ruuunnnn… se van todos los fotógrafos a donde ella. Ah, papo, todavía no estamos bien pegados, dijimos nosotros. Esta anécdota nosotros la disfrutamos después, porque más bien Lucero, después andaba tomándose fotos con nosotros cuando nos quisimos instalar en México con Televisa.
¿Siempre ha sido Liberal?
De partidos no me gustaría hablar mucho porque yo soy más artista que político y a mí no me gusta que me marquen por eso. De política no vaya a preguntar nada porque no soy político, pero ando en eso por promover a los artistas. Soy vicealcalde de El Progreso, por segunda ocasión, y agradezco a Alexander López la oportunidad. Me involucré en política para hacer la diferencia y he demostrado que si se pueden hacer cosas buenas, como haber fundado la unidad de turismo.
Pero, siendo famoso usted, se fue bien Alexander al meterlo a la planilla…
Yo ando en esto por los artistas, pero no me engaño que me tomaron en cuenta por mi carrera artística y el que me dio la oportunidad fue el Partido Liberal, pero no quisiera yo quedar marcado por colores políticos ni ideologías. Esa sensibilidad que tiene el músico la puede transmitir en su trabajo político, eso sí.
 ¿Es más fácil promoverse como artista ahora, que antes?
Antes era bien difícil sobresalir en el medio artístico y se pensaba que el artista solo servía para cantar.
¿Es más favorable ahora con las tecnologías?
En las distintas épocas más bien la tecnología ha venido a detener un poco de que haya nuevos artistas. Si usted mira el entorno nuestro, usted no va a hallar a un artista más reconocidos si no somos:  Moisés Canelo, Guillermo Anderson y yo, que pertenecemos a la vieja guardia porque con la tecnología ahora ya no hay productoras de discos. Antes a uno le pagaban por ir a grabar, ahora no, no hay nadie, ahora se graba en casa. El artista ahora hace un video y lo sube a la red y es más complicado.
Parece contradictorio que la tecnología y las redes sean limitantes...
En el sentido económico si puede ser una limitante, aunque también puede generar más oportunidades para darse a conocer como artista, pero ya no hay quién le produzca un disco, nadie se lo compra porque todo ya está en la red.
Y de la piratería, ¿qué opina?
La piratería ya no existe, porque todo nuevecito el mismo compositor sube sus composiciones a la red y los demás la agarran y la venden porque no hay un control. Ya no hay disqueras, ya nadie le vende; antes El Palacio de la Música era el promotor de los artistas, donde uno vendía los discos. La música ya no es negocio, lo que es negocio son las presentaciones porque si usted va a hacer una presentación cobra y le pagan, pero ya no hay quién le produzca a uno, ya no hay productores que quieran invertir.
¿En su familia hay más músicos?
Mi padre Juan Pompilio Tejeda fue quien me indujo a la música, ya está muerto, pero después nadie más salió con ese don de ser músico.
Y escuchando la pegajosa canción dedicada al combate al Dengue, cerramos la entrevista con el famoso “Pilo” Tejeda, un personaje del que todos podemos presumir.
Y lo que no le dije, es que a mí me “calza”: ¡ Aeeee…Auroraaa!

Entradas populares