Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

30 sept. 2014

A juicio sacerdote acusado de abusar a menores en un albergue de El Progreso, Yoro

Un juez federal ordenó ayer que el sacerdote Joseph Maurizio, acusado en Honduras por abusar de menores en un albergue de El Progreso, Yoro, permanezca en la cárcel del condado de Cambria mientras se desarrolla el juicio.

El sacerdote de 69 años asistió ayer a la corte para una audiencia tras ser arrestado la semana pasada en su domicilio. Fue acusado por el fiscal federal por cargos de pornografía infantil y turismo sexual.

Según denuncias documentadas, Maurizio viajó a orfanatos en América Central y del Sur con el pretexto de hacer el trabajo de ayuda. En una unidad de disco duro, los agentes encontraron imágenes de pornografía infantil, incluyendo fotos de un niño desnudo, de acuerdo con la denuncia penal.

Las autoridades dicen que su arresto pone fin a una década - entre 1999 y 2009 - de viajes de Maurizio a orfanatos con el pretexto de hacer el trabajo de ayuda, de acuerdo con la denuncia penal. Sus viajes duraban de dos a tres semanas, según los documentos.

Juicio
Más de 40 personas se reunieron en el Palacio de Justicia de Johnstown para la audiencia, todos ellos en apoyo de Maurizio. Muchos lloraron mientras caminaba en la sala del tribunal esposado escoltado por alguaciles, según la prensa local.

“Pensé que los dos abogados hicieron un gran trabajo”, dijo el padre Sean Foley, de Nueva Jersey. “Pensé que el juez fue muy justo”.

El padre Foley viajó de Nueva Jersey para escuchar el testimonio. La Fiscalía dijo que le dijo al juez que apenas han escudriñado la superficie de este caso. Los investigadores revisaron más de 18,000 imágenes incautadas de una cámara durante el cateo la semana pasada.

Los fiscales mostraron al juez dos imágenes de pornografía infantil. También dijeron que el sacerdote debe permanecer en la cárcel, porque desde que el caso se hizo público, dos niños de Pennsylvania, de 7 y 5, se presentaron a la Fiscalía denunciando que fueron abusados supuestamente por Maurizio.

La defensa no hizo comentarios sobre los nuevos alegatos, pero se centró en el carácter o el sacerdote.

Durante las investigaciones, agentes del FBI de Estados Unidos llegaron en los primeros meses de este año a Proniño en Honduras y buscaron a las víctimas de abuso que hace varios años dejaron el centro por ser mayores de 18 años. Ellos contaron los vejámenes a que los sometió el religioso.



Entradas populares