Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

30 ago. 2014

Ley que facilite el cambio de nombres degradantes, nació durante sus giras de trabajo en El Progreso y Gracias a Dios

El diputado del Partido Anticorrupción (PAC), Liberato Madrid, reveló que él mismo fue objeto de mofa cuando era niño por el nombre tan peculiar que le puso su madre, que tampoco se lo piensa cambiar al promover una ley que facilite el cambio de nombres degradantes, peyorativos y curiosos, presentada el miércoles en el Congreso Nacional.

“Esta iniciativa de ley nació como una demanda de las fuerzas vivas visitadas durante sus giras de trabajo en El Progreso, Yoro y Gracias a Dios. Mire diputado, ayúdenos a cambiar los nombres vergonzosos y peyorativos. No es una ocurrencia mía o como la gente dice, que propongo la ley para cambiarme el nombre yo mismo. Yo estoy feliz con mi nombre por lo que significa”, explicó.

Madrid es diputado de Yoro y ginecólogo obstetra, por cuanto el ejercicio privado de la medicina lo ha llevado por varias comunidades de Honduras, donde ha constatado que hay nombres que avergüenzan a las personas porque son denigrantes. Los afectados, por falta de recursos, tienen que cargar con la cruz de ser objeto de mofa de los demás.

“Hicimos una investigación para presentar este proyecto, no fue algo antojadizo, que lo saqué del periódico y lo presenté. Es un proyecto serio. En otros países se ha hecho el cambio de nombre y obviamente, no queremos hacer un copy page, sino que hicimos una ley clara, precisa y concisa con tres puntos importantes: cambiar el nombre y los apellidos, pedir al Registro Nacional de las Personas la inscripción de personas con nombres degradantes, peyorativos y curiosos y que las mujeres puedan usar el apellido de casadas como se usa en Estados Unidos”, explicó.

“Tampoco, estoy diciendo que la gente antojadizamente se vaya a cambiar el nombre o que se beneficie al crimen organizado o a los delincuentes, no. Es a la gente afectada por nombres terribles, como Defecación Flores, que de cariño le dicen “Poneca”, Vagina, Pavimentación y muchos más que han surgido. Cuando platico con la gente me dan nombres raros. El espíritu de la ley es beneficio colectivo a los afectados”.

Señaló que en otros países está permitido el cambio de nombre y “obviamente, nosotros no hicimos un copy page de esas leyes, sino que sacamos algo sencillo, claro, conciso y preciso para sacar una ley con tres puntos importantes: poder cambiar el nombre y apellido, prohibir al Registro Nacional de las Personas inscribir a personas con nombres degradantes, peyorativos y curiosos”.

“No estoy diciendo que la gente se vaya a cambiar el nombre antojadizamente o porque tiene problemas con la justicia. Están malinterpretando el espíritu de la ley, es en aquellos casos especiales. Mucha gente conoce a otras con nombres raros y con tanta difusión que ha tenido la ley que la gente me ha mandado ejemplos de nombres feos: Defecación Flores, de cariño le dicen Poneca; está el caso de un señor llamado Pavimentación y una colega cambió el nombre de una niña llamada Vagina”, relató el congresista al exigir que el trámite para el cambio sea expedito y gratis.

Como parte de su experiencia personal, Liberato Madrid comentó que él mismo fue objeto de burlas, pero que no se cambiará sus nombres “porque es una marca registrada en el departamento de Yoro y no me lo voy a cambiar porque estoy muy orgulloso de él”.

“Y no es que sea feo, sino que de repente la belleza es algo subjetivo. Lo más importante es el significado de mi nombre. Yo no hice la ley solo porque yo me lo quiera cambiar, he sido Liberato toda la vida. Hay un componente religioso que la gente no lo va a entender”, afirmó.

Asimismo, compartió que “yo lo puedo decir con libertad ahora, pero cuando tenía entre ocho y diez años fui objeto de burlas en la escuela. Le dije a mi mamá que me cambiara el nombre por las burlas. En la casa todo mundo me dice “Tito”. Sin embargo, mamá me dijo que no podía y me motivó a estudiar medicina porque me iban llamar doctor Madrid y ya no te van a molestar con Liberato. Lo que pasa que la gente me llama doctor Liberato, nadie me dice doctor Madrid”.

Demandó a la Comisión de Asuntos Electorales que en el trámite permitan que el cambio de nombre sea expedito, fácil y gratuito en el Registro Nacional de las Personas, donde no es fácil hacer este trámite a pesar de lo que dicen las autoridades no es gratuito. Lo importante es proteger la dignidad de las personas, tanto física como emocional. (NA)



Entradas populares