Etiquetas

Buscar En El Progreso Yoro

Cargando...

7 de nov. de 2011

Recordando a “Chorro de Humo”… Dedicado a los progreseños…

Al leer en Diario Tiempo las columnas del ingeniero Mario Ramón López donde describe lugares, anécdotas, personajes, momentos históricos y nostálgicos de San Pedro Sula en base a su experiencia vivida y memoria panorámica, yo también he decidido escribir sobre un personaje folklórico de mi ciudad, un ser humano que forma parte de la historia de El Progreso Yoro, y que se ha convertido en una leyenda urbana, un ser humano que fue muy famoso y perdurable en la memoria de los progreseños. 


No se trata de ningún deportista, político, escritor, artista, religioso etc. Se trata de un peculiar personaje que vagaba incansablemente por la calles de mi pueblo con sus ropas percudidas, era una persona que tenía trastornos mentales, es decir un orate que fue asesinado en mayo de 2009 conocido como “Chorro de Humo”.

Para los progreseños recordar a "Chorro de Humo", es recordar nuestra niñez y juventud. Cuando éramos niños y nos portábamos mal, nuestros padres nos reprendían diciendo que Chorro de Humo se llevaba a los niños que se portaban mal. Cuando muchos empezamos nuestra escuela ya “Chorro de Humo” estaba en nuestras calles. 

Cuando egresamos de las secundarias y universidades, el seguía ahí. Cuando formamos nuestras propias familias o emigramos del pueblo, el aun quedaba ahí. Sin quererlo y sin saberlo "Chorro" fue testigo y parte de la historia de nuestro pueblo y también de nuestra propia historia.

En base a varias investigaciones y consultas a personas que dicen haberlo conocido he obtenido varias versiones sobre la vida de esta misterioso personaje, mi amiga Vera Pinto Zavala me dice que su nombre era Uvenceslao Chavarría, mejor conocido como "Chorro de Humo", en la década del 60, residía en el campo bananero Las Flores del ramal de El Progreso Yoro, era hijo de don Fidel Chavarría que trabajaba en el área de la Bomba de irrigación de Río Chiquito, lo llamaban bombero porque bombeaba el agua a toda la finca. 

Era huérfano de madre. Asistía junto con sus hermanas que se llamaban Vivian, Eda, Ada, Erica a la escuela primaria de la compañía en campo Las Flores. Desde niño, era muy buen dibujante y escribía bien, sin embargo, aparentaba un tipo de autismo, aseguran que el siempre fue así, no fue por ningún accidente o algo por así por el estilo. A veces era ignorado por sus compañeros por lo que le gustaba llamar la atención haciendo chistes. 

Cuando don Fidel pierde su trabajo en la Tela Raid Road Company, la familia se muda a Tegucigalpa. Se desconoce como “Chorro de Humo” regreso a El Progreso, o si el se fue con la familia.

Dice Milo Lazo que a “Chorro de Humo” lo conoció en finca Tres mas o menos en 1970 llego de finca Amapa. Después de el huracán Fifi en 1974 “Chorro” ya no volvió a finca Tres, de allí en adelante se quedo en El Progreso. Manifiesta que “Chorro de Humo” era un excelente dibujante. Recuerda que cuando “Chorro de Humo” cursaba sus estudios primarios dibujaba para el día de la madre, el día del indio Lempira y para las fiestas patrias. 

Pero a lo que mas le gustaba dibujar era vaqueros con caballos. Un vaquero montando un caballo lo dibujaba en cinco minutos. Hay otras versiones que manifiestan que “Chorro de humo” trabajo en el comisariato de Campo Las Flores y otros dicen que trabajo de los buses de la ruta Progreso- Birichiche.

Las conclusiones que pude sacar es que "Chorro de Humo" vivió en los campos bananeros en finca tres y campo las Flores, su nombre era Uvenceslao, era excelente dibujante, el origen de su demencia es un misterio ya que dicen que era algo natural, otros que se cayó de un árbol. Son muchas las anécdotas y leyendas que se cuentan acerca de la vida de “Chorro de Humo”. 

En su locura nunca presentó crisis de agresividad contra las demás personas, de hecho, cuando él pedía de comer, creo que nadie le negaba un bocado y eso explica el por qué “Chorro de Humo” era de gruesa contextura física. Él no le hacía mal a nadie, siempre lo recuerdo que se acostaba en la acera donde antes funciono la Farmacia Moderna frente al parque Ramón Rosa. 

Chorro de Humo era parte de la identidad de La Perla del Ulua, la mayoría de los progreseños lo conocíamos. A los asesinos que lo mataron, la misma vida les dará igual suerte pues el que a hierro mata a hierro muere. Lastimosamente en nuestro país no se investigan los homicidios en forma científica y por eso la mayoría de los crímenes quedan impunes, pero la ley de Dios no deja pasar dichas atrocidades. Debido a su popularidad y cariño del pueblo progreseño se le oficio una misa en la catedral de las Mercedes y la corporación municipal le brindo un velorio y entierro digno.

La locura es el exceso de la felicidad, es un universo sin complejos, sin egoísmos ni jactancias. En el mundo de un loco los trastornados somos nosotros, en el mundo de un loco existe el insuperable mandato que vale la pena respetar, el mandato de vivir como se quiere vivir. La demencia para muchos es una maldición, mas es una liberación de las tonterías con las que creemos que vivimos felices, la locura es una carcoma que consume la idiotez. “Chorro de Humo” esta en su nuevo hogar, ahora vive aun mas de lo que vivía aquí, ahora ya conoce la verdad. Desdichados somos nosotros que estamos todavía en esta jungla de violentos los unos contra los otros, pobres nosotros que aun somos ignorantes creyéndonos sabios.

Que Dios tenga en su seno al dueño y señor de las calles de mi pueblo.


Escrito por: Edwin Rubí

Entradas populares